Compartir

Apego

Manu Mariño

Tengo una experiencia, una idea o una sensación, y quiero que se mantengan en el tiempo. No quiero renunciar a ellas, sino que busco perpetuarlas.


¿Pero qué es lo que realmente quiero mantener? 


Es la sensación física agradable que quiero seguir manteniendo, aun siendo consciente de que todo es impermanente.


En sí mismo, es bueno y quizás saludable vivir plenamente aquello que me produce sensaciones agradables. 


Sin embargo, la posibilidad de conflicto puede surgir cuando busco de manera compulsiva esta sensación. 


Es decir, lo que puede generar dolor en otros es todo aquello que podría llegar a hacer para mantener viva esa sensación agradable a la cual estoy apegado. 


No es la sensación, es la manera que tengo de relacionarme con ella lo que puede dañar. 


Por ello debo estar atento para evitar generar sufrimiento en otros y causar dolor.